El MAPA estima importaciones de 14 Mt de cereales y 7,4 Mt de oleaginosas en 2021/22 (fuente:www.agronegocios.es).

Aunque la guerra de Ucrania, que se inició hace ya más de un mes, ha puesto buena parte de las estimaciones estadísticas con mayores interrogantes que los habituales, el Ministerio de Agricultura actualizó su balance del mercado de cereales y de oleaginosas de la presente campaña 2021/22, que concluye el próximo 30 de junio.

Por tanto, a oferta total disponible de campaña se estima en 40,73 millones de toneladas, de las cuales cerca de 36,55 millones irían a consumo interno y alrededor de 954.000 t a la exportación, con lo que el stock final a 30 de junio quedarían en casi 3,23 Mt, que es un 12,9% y casi 364.000 t superior al de la campaña anterior.

En relación al consumo interno, de esos más de 36,5 Mt, cerca de tres cuartas partes del total (74,88%) y 27,37 millones se prevé destinar a alimentación animal; el restante 25% iría a alimentación humana (prácticamente 5 Mt); usos industriales (casi 3 Mt), de los cuales un millón de toneladas a la producción de bioetanol; algo más de 1,06 Mt a semillas, y 122.200 t se contabilizan como pérdidas.

Por tipos de grano, la producción estimada por el MAPA en este último balance de la actual campaña 2021/22 es de 7,56 Mt para trigo blanco (+7,5% sobre la campaña anterior); 743.800 t para trigo duro (-5,6%); casi 8,97 Mt de cebada (-18,2%); unos 4,24 Mt de maíz (+0,7%); 301.500 t de centeno (-23%); casi 1,2 Mt de avena (-9,1%); 18.900 t de sorgo (-10,4%), y 783.500 t de triticale (+3,6%).

En relación a las importaciones previstas, en primer lugar, está el maíz, donde la previsión son de 8,5 Mt, ligeramente algo por debajo de las de 2020/21 (8,56 Mt), seguido de trigo blando (4 Mt, frente a 3,33 Mt de la anterior. Además, la previsión es de importar 600.000 t de cebada; 300.000 t de centeno; 200.000 t de trigo duro; otras 200.000 t de triticale; 130.000 t de avena, y 120.000 t de sorgo.

En relación a las exportaciones, la previsión es vender unas 280.000 t de trigo duro al exterior, así como unas 200.000 t de trigo blando, cebada y maíz, respectivamente, junto a volúmenes inferiores de avena (50.000 t), centeno (12.000 T), triticale (8.000 t) y sorgo (4.000 t).

Por último, en relación al consumo interno de 36,54 Mt, unos 12,2 millones serían de maíz (9,8 millones para alimentación animal); cerca de 11,5 millones de trigo blando (6,8 Mt para pienso y 4,2 Mt para harina de alimentación humana); casi 9,22 millones de cebada (8 Mt para alimentación animal); 1,28 millones de avena; 966.300 t de triticale; 691.400 t de trigo duro; 580.700 t de centeno, y 140.900 t de sorgo.

Oleaginosas

Las estimaciones en el sector de semillas oleaginosas en la campaña 2021/22 son de una producción total de 993.000 t, de las cuales 771.300 t serían de girasol; 216.500 t de colza y 4.800 t de soja.

No obstante, estas previsiones se verán en cierta medida alteradas (como en el caso del maíz, aunque este grano en menor medida) por la posibilidad de sembrar barbechos de rotación y Superficie de Interés Ecológico (SIE) para paliar las dificultades de importación por la guerra en Ucrania).

En su revisión del balance de mercado, el MAPA estimaba unas importaciones de 3,93 Mt, es decir, casi 4 veces la producción propia. De este volumen, la mayor parte, con 3,4 Mt eran de haba de soja; 480.000 t de pipa de girasol y 50.000 t de colza.

Estas compras al exterior, junto a unas existencias iniciales de 186.000 t (150.000 t de soja; 30.000 t de girasol y 6.000 t de colza) daban lugar a una oferta disponible de  casi 5,11 Mt, frente a un consumo interno estimado en 4,81 millones, de los cuales 3,42 millones eran de haba de soja (2,96 Mt para transformación industrial), 1,23 millones de girasol (casi 1,11 Mt para transformación industrial) y 157.500 t de colza (156.600 t para transformación industrial).

Para alimentación animal, la estimación era de 540.000 t (460.000 t de soja y 80.000 t de girasol); otras 41.000 t para alimentación humana (40.000 t de girasol y 1.000 t de soja) Y 5.000 t para semillas (3.400 t de girasol; 900 t de colza y 200 t de soja).

Además, en este balance, se estimaba una producción interna utilizable de 3,04 Mt en forma de tortas o harinas oleaginosas (2,34 Mt de soja; 609.300 t de girasol y 89.300 t de colza), junto con unas importaciones de 3,45 Mt (2,6 Mt de soja; 500.000 t de colza y 350.000 t de girasol).

Frente a esto, el consumo interno estimado por el MAPA es de 6,14 Mt (casi 4,7 Mt de soja; 909.300 t de girasol y 539.300 t de colza), mientras que las exportaciones previstas eran de 350.000 t (250.000 t de soja y 50.000 t, respectivamente de girasol y colza).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© valledefiscal.com. Powered by IndianWebs.